martes, 3 de noviembre de 2015

DE BERLÍN A COPENHAGUE CON NIÑOS Y PRIMER CONTACTO CON EL CRUCERO POR EL BÁLTICO


Nuestro autobús era de la empresa Berolina (http://berolina-berlin.com/es/), salía muy temprano de la estación de autobuses situada en Charlottenbourg de Berlín. Estación que estaba a unos 10 minutos en coche de nuestro hotel. La noche anterior quedamos en el hotel que nos avisaban 2 taxis de 6 personas a las 7 de la mañana y nos acercaban en un momento a la estación. Y ...que es lo peor que puede pasar cuando tienes que coger un autobús tan temprano...que a alguien no le suene el despertador y se duerma...¡¡ pues si!! Eso es lo que le paso a mi hermano... y la mañana se convirtió en un...¡Ayúdame a vestir a los niños que están dormidos!¡corre baja las maletas! ¡Este niño no se despierta!¡No te dejes nada!¡el ascensor no sube!... uff ¡Un gran momento para recordar!Pero al final llegamos a la estación a tiempo....el billete y nos costo 60 euros los 4 (ya que por cada adulto te regalaban un niño). Al llegar a la estación vimos un autobús bastante lujoso de dos plantas que iba a Copenhague y nosotros "ilusos" empezamos a imaginarnos donde iríamos sentados (nos ponemos en la mesa, a mi me gusta arriba,..) hasta que llegamos para subir al mismo y nos dijeron que ese no era el nuestro..(ya me parecía a mi que por ese precio fuera un autobús tan nuevo); cuando llegamos al nuestro nos dimos cuenta que era un autobús bastante más antiguo, pero que finalmente nos llevaría a nuestro destino. Este bus nos llevo hasta la estación de ferry donde tuvimos que bajarnos con nuestras maletas, montar en el ferry, volvernos a bajar y coger otro autobús(este bastante mejor) que nos llevaría hasta la ciudad de Copenhague.

Al llegar a Copenhague si que es verdad que no fuimos previsores y el autobús nos dejó bastante lejos del hotel y tuvimos que ir caminando hasta el mismo con las maletas (una media hora andando por algunas zonas de la ciudad bastante decadentes), trayecto que a los más pequeños del viaje se les hizo bastante duro después del día agotador que llevaban.

El hotel que habíamos elegido para esta noche en Copenhague antes de coger el barco fue el Cabbin scandinavia (https://www.cabinn.com/en/hotel/cabinn-scandinavia-hotel) Un hotel de precio bastante elevado(como todos los hoteles en Copenhague) y de calidad bastante regular para su precio (es un hotel tipo hostal).

Esa noche nos dimos cuenta de algo a tener en cuenta si uno viaja a Copenhague. Nos disponíamos a ir a cenar al Hard Rock Café cuando hicimos en la puerta la conversión de  precios de una hamburguesa (En Dinamarca no hay euros, hay coronas danesas) y nos costaba aquí 25 euros solamente un plato; entonces ¿por cuanto nos saldría cenar una familia entera? y nos dimos cuenta que serian entra 100 y 150 euros. Al final...Nos fuimos a un Mac Donald claro y nos salió por el doble de lo que cuesta en España la cena. Os cuento esto para que os hagáis idea de lo que cuesta todo en esta ciudad, una de la más cara que hemos visitado.

A la mañana siguiente cogíamos dos taxis de 6 plazas que nos llevaría al puerto de la ciudad (cada taxi de 6 plazas del hotel al puerto unos 50 euros)

La compañía que habíamos elegido para hacer el crucero era NCL y el barco era el Star: uno de los barcos mas pequeños y antiguos de la compañía (pero renovado este mismo año).

La impresión que nos hemos llevado ha sido bueno en algunas cosas y no tan bueno en otras. Este es nuestro cuarto crucero y bien es verdad que pensamos que el tema de la animación tanto para adultos como del club infantil no esta al nivel de Princess(que es quizá la mejor compañía con la que hemos navegado). Al ser una compañía americana hay que destacar como siempre el precio absolutamente excesivo de las bebidas alcohólicas. Lo mejor los restaurantes a la carta y su oferta gastronómica, quizá lo que no está a tanto nivel como estos restaurante es el buffet. En cuanto a los camarotes: llevábamos camarotes interiores y de tamaño bastante similar al de otras compañías (el baño un poco mas amplio que en otras).

Lo mejor del barco, la ruta que realiza, una ruta de 9 noches que no es ni muy larga ni muy corta y que pasa por varias ciudades increíbles.

Aquel primer día de embarque nos dedicamos a explorar el barco y sus rincones. Los más pequeños fueron directos a las piscinas (piscinas que están climatizadas para poder aprovecharlas bien).

Me gustaría señalar que en esta ruta el clima puede ser muy variable y aunque viajéis en verano puede hacer bastante fresco. Nosotros tuvimos una suerte que no nos podíamos creer ya que durante todo el viaje nos hizo una media de 23 grados centígrados de temperatura y un sol esplendido todos los días (en san Petersburgo nos dijeron que era el primer día de calor del verano).

Al día siguiente teníamos una parada relajada Wandermunde y la visita a Roscktock (ciudad alemana)...Os lo cuento en el próximo post.
Un saludo viajeros.



miércoles, 28 de octubre de 2015

BERLÍN EN 24 HORAS CON NIÑOS !!!


BERLÍN EN 24 HORAS.

Reservamos un vuelo con air Berlín que salía a las 17.10 de la tarde (una compañía correcta y que nos dio preferencia en la facturación al llevar tantos niños pequeños). El vuelo duró unas 3 horas, por lo que el primer día en la capital alemana no aprovechamos nada. Llegamos en torno a las 10 y media de la noche al hotel y solamente nos dio tiempo a cenar y a acostarnos (cuando uno va con niños tiene que adaptarse a sus horarios. El hotel era el Art hotel Berlin Charlottenbourg. En Berlín la oferta hotelera es muy grande. Escogimos este hotel por su cercanía a la estación de autobuses de la que salía el bus que nos llevaría a Copenhague. Nuestra opinión del hotel es que es un hotel cómodo y con una decoración de las habitaciones muy peculiar, como si fuera una residencia de estudiantes que en verano habilitan como hotel. La Web del hotel es la siguiente http://www.charlottenburger-hof.de/. Aquella noche cenamos en la habitación (habíamos comprado embutido, pan...y nos fuimos a cenar ya que estábamos bastante cansados.

¿Porque he titulado Berlín en 24 horas? Porque realmente estuvimos allí 1 día visitando la ciudad ya que al día siguiente nuestro autobús a Copenhague salía muy temprano (a las 7 y media de la mañana).

Fue un acierto total reservar la excursión gratuita con Sandeman. Como ya comenté estas excursiones no son gratuitas como tal, sino que cada uno paga lo que pueda al final del tour. Sandeman también ofrece allí otras excursiones de pago muy interesantes. Su Web de contacto es la siguiente http://www.newberlintours.com/es

Nuestra guía fue Lorena y éramos un grupo de unas 30 personas. Hicimos un tour de unas 4 horas a pie en las que Lorena nos enseñó los lugares más importantes de la ciudad, así como contarnos algo de su historia. Salimos de la puerta de Brandemburgo, pasamos por el muro de Berlín, el museo del terror, el lugar donde se encontraba el bunker de Hitler, check Point Charlie, la biblioteca, la universidad....

Que podemos decir de los lugares mas significativos de esta ciudad que puedes ver en un día:

. El muro de Berlín

Qué duda cabe de que el Muro deja sin palabras a todo el que lo mira. Convertido en el recuerdo de lo que un día fue símbolo de división entre las dos Alemanias, sus familias y amigos, a día de hoy el Muro de Berlín nos hace reflexionar sobre el pasado. Lorena nos contó como a lo largo de su historia el muro fue sufriendo modificaciones (cada vez más duro para que nadie pasara al otro lado).

2. La Puerta de Brandeburgo

Otro de los iconos de esta ciudad, la Puerta de Brandeburgo, es probablemente la postal más vendida de Berlín. Construida a finales del siglo XVIII, esta monumento era uno de los principales accesos a la ciudad.

3. La Iglesia del Recuerdo.

Esta iglesia luterana, cuya traducción literal significa “iglesia en recuerdo del emperador Guillermo”, se ha convertido en un memorial de la Segunda Guerra Mundial. La Iglesia del Recuerdo quedó destruida casi en su totalidad durante los bombardeos de la guerra. Más tarde, se decidió hacer un memorial uniendo las ruinas a una construcción más moderna.

4. El Monumento al Holocausto

No se puede ir a Berlín y no pasear entre las enormes losas de hormigón que caracterizan el Monumento al Holocausto. Este monumento, que recuerda a las miles de víctimas del Holocausto judío se compone de 2711 bloques de cemento repartidos en una enorme superficie de 19.000 metros cuadrados y bajo él se encuentra el museo. Cuando se esta dentro de el labrinto se puede sentir la angustia en una Alemania de la que no podían salir.

5. Checkpoint Charlie.

El paso fronterizo más famoso de Europa. Servía de paso de fronteras entre las dos Alemanias durante la guerra fría. Dada su condición de paso para los miembros de las fuerzas aliadas, este puesto fronterizo de la Friedrichstraße fue escenario, en octubre de 1961, de la llamada confrontación de los tanques. Hoy una instalación del artista Frank Thiel y una placa recuerdan el antiguo paso fronterizo.( Este lugar les gustó mucho a los más pequeños).

Una ruta que de manera fantástica nos permitió hacer una aproximación a esta ciudad. Lorena relató tan bien la historia de todos los lugares, que los niños no se querían perder nada de lo que contaba, de hecho al volver a España Pablo y Lucía querían saber más de la historia de la segunda guerra mundial y de la guerra fría, dedicando alguna de las tardes a ver películas como el hundimiento(película de la que nos hablaron en la ruta). De hecho esta visita a Berlín nos ha hecho replantearnos un próximo viaje a Polonia (con su visita al campo de concentración de Auschwitch).

Comimos en una zona muy cercana a Check Point Charlie Salchichas típicas alemanas y bebimos nuestras primeras cervezas (solo los adultos). Después fuimos caminando hacia el museo de terror ya que nos habían recomendado entrar dentro, y la verdad es que es bastante recomendable porque amplía bastante la visión histórica de la ciudad. Después seguimos paseando por la ciudad y volvimos andando a la puerta de Brandemburgo para fotografiarla antes de volver a nuestro hotel.

Mi opinión personal de la ciudad: Berlín no es una ciudad especialmente bonita, ya que casi en su totalidad ha sido reconstruida, pero es una ciudad con una historia fascinante y en la que un día es nada, y de la que te vas con la sensación de no haberla aprovechado. Nos vamos de allí con la seguridad de que vamos a volver y con la sensación de estar en una ciudad que ha sufrido mucho y que ha aprendido de sus errores. Os pongo la pagina de turismo de la ciudad: http://www.visitberlin.de/es

¡Volveremos seguro Berlín!

¡Hasta otra!








sábado, 24 de octubre de 2015

VIAJE A BERLÍN-CRUCERO POR EL MAR BÁLTICO-COPENHAGUE CON MUCHOS NIÑOS. CONSIDERACIONES ANTES DEL VIAJE.


VIAJE A BERLÍN-CRUCERO POR EL MAR BALTICO-COPENHAGUE. CONSIDERACIONES ANTES DEL VIAJE.

 Me gustaría antes de comenzar el relato de este viaje, dedicárselo a mis compañeros de este viaje, mis hermanos, mis cuñados, mis sobrinos y por supuesto a mi marido y mis niños, que sin ellos este viaje maravilloso no hubiera sido posible.

En torno al mes de Marzo de este año comenzamos a plantearnos la misma pregunta de todos los años: ¿Dónde nos vamos de vacaciones este año? Entonces encontramos una oferta bastante buena de NCL (una compañía de cruceros) de un crucero por el mar Báltico de 9 noches. Empecé a hablar con mi hermano y mi hermana de la posibilidad de realizar este viaje en familia todos juntos, y al final nos animamos tod@s y reservamos el crucero. Eso aumentaba la dificultad de organización del viaje: éramos 6 adultos y 6 niños de diversas edades: uno de 14 años, dos de 11 años, una de 9 años, uno de 5 años y una de 3 años. Había que adaptar el viaje a todas las edades con la complicación que esto conlleva. Nos costó entre todos ir cerrando vuelos, transportes, hoteles,... pero poco a poco fuimos concretando esas pequeñas cosas que si bien son complicadas para 4 personas, para 12 personas mucho más.




Decidimos volar a Berlín 3 días antes de la salida del barco porque no podíamos desaprovechar la oportunidad de visitar esta ciudad estando tan cerca (como buenos viajeros aprovechamos estas circunstancias). Después reservamos unos billetes de autobús que nos llevarían de Berlín a Copenhague (con ferry incluido) y los hoteles de Berlín a Copenhague. Mi hermana se encargo de reservar las excursiones gratuitas de estas 2 ciudades(que ya comente en un post anterior) con Sandeman y mi hermano la excursión privada en San Petersburgo con Shorex y en Estocolmo con Shore2Shore.

Los vuelos los realizamos: la ida con Air Berlín y la vuelta con Norwegian Airlines

De tal forma que el Itinerario nos quedó de la siguiente manera:

  • Día 1: Madrid-Berlín.
  • Día 2: Berlín.
  • Día 3: Berlín-Copenhague.
  • Día 4: Copenhague (Barco salida).
  • Día 5: Wandermunde (Roscktock)
  • Día 6: Navegación.
  • Día 7: Tallín.
  • Día 8: San Petersburgo.
  • Día 9: San Petersburgo.
  • Día 10: Helsinki.
  • Día 11: Estocolmo.
  • Día 12: Navegación.
  • Día 13: Llegada a Copenhague.
  • Día 14: Copenhague.
  • Día 15: Llegada a  Madrid.

Un viaje increíble realizado en familia, con anécdotas muy divertidas (es lo que tienen los viajes realizados con tanta gente)con alguna que otra pregunta pendiente (¿donde está Alfonso...?), que en los próximos días comenzaré a relatar..

Saludos viajeros.